Una Situación sin Precedentes

Al combinar todas las perspectivas involucradas en la cientificación del amor, es fácil explicar porqué estamos en un real punto de inflexión en la historia del nacimiento.

Aunque todas la sociedades hayan tratado de controlar este acontecimiento, la situación es radicalmente nueva en el comienzo del siglo XXI. 

Hasta hace poco tiempo, una mujer no podía tener un bebé sin segregar un complejo cóctel de hormonas del amor. Hoy, en la actual fase de la industrialización del nacimiento, la mayoría de las mujeres tiene a sus bebés sin contar con esa cantidad de hormonas. Algunas tienen una cesárea que pueden incluso ser programada y tener lugar antes que el trabajo comience. Otras tienen sus secreciones hormonales bloqueadas por sustitutos farmacológicos (habitualmente un goteo de oxitoxina sintética y una anestesia peridural). Aun aquellas que han traído a sus bebés al mundo sin ayuda farmacológica reciben a menudo una inyección de oxitoxina sintética para el alumbramiento de la placenta, en un momento crucial de la relación madre-bebé. (…) 

Estas consideraciones deben ser situadas en el contexto del siglo XXI. Estamos en una época en que la humanidad debe inventar estrategias de supervivencia totalmente uevas. Comenzamos a darnos cuenta de los límites de las estrategias tradicionales. Debemos formular nuevas preguntas tales como: “¿Cómo se desarrolla esta forma de amor que es el respeto por la Madre Tierra?” La destrucción del planeta no se detendrá sin una unificación de la aldea global. Necesitamos las energías del amor más que nunca. Todas las creencias y rituales que ponen a prueba el instinto maternal agresivo protector están en camino de perder sus ventajas evolutivas . Es también en este preciso momento de la historia que se desarrolla la cientificación del amor. Es por eso que este aspecto poco conocido de la revolución científica debe ser considerado como una de las grandes etapas de la historia de la humanidad.

“El Granjero y el Obstetra”, Michel Odent. Editorial Creavida (2002).

Un pensamiento en “Una Situación sin Precedentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s