Las Doulas para el Período de Transición

La doula típica es una madre o una abuela que tiene una experiencia personal de parto natural. Es la figura maternal con la cual una mujer joven puede contar durante todo el período cercano al nacimiento. El “fenómeno doula” puede ser presentado como un aspecto del redescubrimiento de la partera auténtica. A partir de los años 70’ esta palabra griega fue utilizada por John Kennel y Marshall Klaus en sus estudios sobre la presencia femenina de una acompañante en el parto. A la comunidad griega no le gusta esta palabra que de hecho significa “esclava” en la Grecia antigua. Una partera de
Atenas, me dijo que prefería la palabra “paramana” que significa “con la madre”. A pesar de eso, seguiremos utilizando la palabra “doula” porque ha sido usada en numerosos estudios publicados y actualmente es muy conocida.
John Kennel y Marshall Klaus comenzaron sus estudios durante los años 70’, en dos hospitales muy activos de Guatemala, donde nacen 50 ó 60 bebés por día y donde los métodos de trabajo habían sido establecidos por médicos y enfermeras  Americanos. Pudieron demostrar que la presencia de una doula reducía significativamente toda clase de intervenciones y el uso de medicamentos, mejorando las estadísticas. Repitieron sus estudios en Houston, Texas, en un hospital que asiste a una población mayoritariamente pobre de habla española.
Ahí también los “delantales blancos” eran de lengua inglesa. Las doulas hablaban inglés y español.
Como había sucedido en Guatemala, la presencia de la doula tuvo efectos positivos.
Aunque estos estudios fueron realizados en una población de lengua española de bajos
recursos, los resultados estadísticos mostraban sin ambigüedad los efectos positivos de la presencia de una doula. No sucedió lo mismo en California Occidental con el “Programa de Cuidado Permanente de Kaiser” donde la presencia de una doula no tuvo ningún efecto sobre las tasas de intervenciones. Tales diferencias merecen ser interpretadas. En ese programa la población era representativa de la clase
media americana y en ese contexto el padre del bebé estaba casi siempre presente. Lamentablemente, los autores del informe no aportaron ninguna información sobre la forma en que fueron elegidas las doulas. Consideraron importante subrayar que habían aprobado reconocidos programas de entrenamiento y que habían asistido un mínimo de dos nacimientos bajo la supervisión de una doula más experimentada. Podemos preguntarnos si el entrenamiento no fue contraproducente. Tuve la ocasión de
cenar con tres doulas que habían estado involucradas en el estudio de Houston. Hablaban mucho del nacimiento de sus hijos y de sus experiencias positivas. Jamás mencionaron ningún entrenamiento. El término “entrenamiento” sugiere que lo que la doula “hace” es más importante que lo que la doula “es”.
Esto no significa que no deban estar informadas.
Una futura madre joven se siente más segura cuando sabe que su doula está bien preparada.
Una doula ideal debe estar al tanto de todo lo que corresponde al parto, al embarazo y al
amamantamiento, aún si sus conocimientos son superficiales. Imaginemos a una mujer embarazada que escuchó a su médico nombrar la posibilidad de una placenta previa –es preferible que la doula comprenda lo que eso quiere decir.
Las sesiones de información para doulas, deben estar focalizadas en los primero auxilios
obstétricos, de manera que las verdaderas urgencias, que son excepcionales, puedan ser
inmediatamente detectadas. Por ejemplo, si después de una repentina ruptura de la bolsa, el cordón aparece en la vulva, la doula sabrá que es necesario llegar al hospital sin perder tiempo y en el camino tratará de comunicarse con el equipo médico utilizando la expresión “prolapso de cordón”. Si una mujer embarazada tiene repentinamente un terrible dolor en el vientre sin ninguna remisión y al mismo tiempo está en estado de schock, débil y pálida, la doula inmediatamente contactará al equipo médico evocando la posibilidad de un “hematoma retroplacentario”. Si un bebé nace en un momento inesperado y en un lugar no previsto para ello –en un auto, por ejemplo- la doula sabrá que en casos de nacimientos tan rápidos y tan fáciles, habitualmente no hay nada especial para hacer. La única preocupación será asegurar que el lugar esté bien cálido y que la madre y el bebé no corran el riesgo de tener frío. Cortar el cordón no es una necesidad fisiológica. Sin embargo, el ritual está tan bien establecido que en muchos cursos de primeros auxilios enseñan a cortarlo. A menudo los medios de comunicación informan sobre historias sensacionalistas de papás heroicos y astutos que utilizaron el cordón de sus zapatos y par de tijeras de cocina para cortar el cordón. Cuando una mujer tiene un bebé en un lugar como un tren o un avión, el relato sensacionalista está habitualmente centrado en la persona que por casualidad se encontraba ahí y que “liberó” al bebé, más que en la madre que lo trajo al mundo.
El futuro del “fenómeno doula” dependerá de la manera como se interprete esta palabra. Si la doula es una persona más en el lugar del nacimiento –además de la partera, el médico y el padre- su presencia será contraproducente. Si el acento está puesto en su entrenamiento y no en su forma de ser, el fenómeno doula será una oportunidad perdida.

“El Granjero y el Obstetra”, Michel Odent. Editorial Creavida (2002).

2 pensamientos en “Las Doulas para el Período de Transición

  1. Johna266

    Do you mind if I quote a few of your posts as long as I provide credit and sources back to your weblog? My blog is in the very same niche as yours and my users would truly benefit from a lot of the information you present here. Please let me know if this alright with you. Thank you! badfekdebbcg

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s