El Futuro del Entusiasmo

Si “el Entusiasmo mueve el mundo”, como el filósofo político Arthur Balfour ha afirmado, el futuro del Homo Sapiens y el futuro del entusiasmo son partes de la misma pregunta.

            El entusiasmo no está incluido por los científicos en las listas convencionales de estado emocionales y rasgos emocionales.  Como lo sugiere la raíz de la palabra, una persona entusiasta es alguien que está inspirado por las divinidades.  Sócrates enseñaba que la inspiración de los poetas es una forma de entusiasmo. Entusiasmo es una manera  de trascender la realidad cotidiana objetiva.  Se puede presentar como una variante de estados emocionales trascendentes,  cuya forma final da acceso a una realidad fuera del tiempo y del espacio.  El cerebro frontal asociativo (neocortex) sólo nos da acceso a la realidad espacio temporal. Por lo tanto, cuando accedemos otras realidades es a través de estados emocionales. Como el rol de la religiones es canalizar los estados emocionales trascendentes universales,  no es de extrañar que siempre hayan habido fuertes lazos entre el concepto de entusiasmo y el concepto de religión.  Por ejemplo,  “Los Entusiastas”  era el nombre de una secta religiosa siria en el siglo IV;  sectas protestantes del siglo XVI y XVII también eran llamadas “entusiastas”.

            Teniendo en mente que la, rutinariamente perturbada, transición entre la vida intra-uterina y la vida extra-uterina ocurre durante un período crucial para el desarrollo del cerebro emocional, no podemos evitar plantearnos preguntas sobre el futuro, a nivel cultural, de los estados trascendentes en general.  Estas preguntas van mucho más allá del futuro de las instituciones religiosas, son  -ante todo- sobre el origen de la inspiración y, por lo tanto, de la creatividad científica y artística.  Así como el entusiasmo y los estados emocionales trascendentes,  la inspiración no es estudiada frecuentemente por la psicología. La misteriosa explosión de creatividad llamada inspiración siempre ha sido considerada una chispa divina.  En Grecia, las Musas eran las diosas de la inspiración en literatura, ciencia y las artes.

            ¿Cuál es el futuro de los estados emocionales trascendentales? ¿Cuál es el futuro del hiper cerebral Homo sapiens deprivado del entusiasmo y la inspiración?.

Fragmento del Libro “Childbirth and the Future of Homo Sapiens”

Michel Odent

Traducción: macarena Mardones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s