No Hay Cambio de Paradigma Sin un Cambio en el Lenguaje

En repetidas ocasiones he usado el término “cesárea con trabajo de parto, no de urgencia”.  Este es un ejemplo del advenimiento de un nuevo vocabulario adaptado al cambio de paradigma que el poder de las ciencias biológicas modernas hace imaginable.  Un cambio de paradigma como este también implicaría que algunos términos se transformen en inútiles.

HACIA UN NUEVO VOLCABULARIO

“Reflejo de eyección del feto” es otro ejemplo típico de una frase que podría ser fácilmente comprendida y más comúnmente usada, si el cambio de paradigma ocurriera. Este término fue acuñado por Nils Newton en los años 60’ cuando él estaba estudiando los factores ambientales que pueden perturbar el proceso del parto en las ratas.  Veinte años después, con su apoyo, yo sugerí que salváramos  este concepto del olvido; estaba convencido que podía ser una llave para facilitar una nueva comprensión radical del proceso humano del parto.

            La diferencia básica entre los humanos y las ratas es que hemos desarrollado un enorme y poderoso neocortex que cubre la mayoría de las estructuras arcaicas.  Cuando nuestro neocortex está descansando tenemos más similitudes fisiológicas con las ratas.

            Un auténtico reflejo de eyección es posible en las humanas. Ocurre cuando el bebé nace después de una corta serie de contracciones poderosas e irresistibles que no dejan lugar para movimientos voluntarios. En estas circunstancias, es obvio que el neocórtex está descansando y ya no en control de las estructuras arcaicas a cargo de funciones vitales como es dar a luz.  Este es el caso, como ya hemos visto, cuando mujeres civilizadas actúan de una manera que usualmente sería inaceptable, atreviéndose a gritar, a decir palabrotas o a ser maleducadas, por ejemplo. Ellas parecieran salirse de nuestro mundo.  Pueden hablar cosas sin sentido.  Durante un verdadero reflejo de eyección, las mujeres se pueden encontrar en las más inesperadas y bizarras posiciones, a menudo posturas mamíferas cuadrúpedas.  Ellas parecieran estar “en otro planeta”.  Pueden estar en un estado extático. En situaciones típicas, pareciera ser que el verdadero clímax se alcanza cuando la madre, todavía en otro planeta, está descubriendo a su bebé recién nacido.  Una madre me contó que cuando ella tuvo por primera vez contacto visual con su bebé, ella “vio todo el universo” en los ojos de su niño.

            Es fácil explicar porqué el concepto de reflejo de eyección del feto no ha sido comprendido después de miles de años de sociabilización del nacimiento.  Es precisamente cuando el nacimiento parece inminente que las personas atendiendo el parto tienen mayor tendencia a ser más intrusivos.  El reflejo de eyección puede ser precedido por una repentina y explosiva expresión de miedo, con una frecuente referencia a la muerte.  La mujer puede decir “¿Voy a morir?”, “Mátame” o “Déjame morir”… En lugar de mantener un bajo perfil, la persona atendiendo el parto –con las mejores intenciones- usualmente interfiere, al menos con palabras tranquilizadoras. Estas palabras racionales pueden interrumpir el proceso hacia un reflejo de eyección del feto. El reflejo no funciona si hay alguien que actúa como un coach, o un observador, o un ayudante, o una guía, o una “persona de apoyo”.  Es excepcionalmente raro si el padre del bebé participa del parto.  El reflejo de eyección del feto puede ser inhibido por tactos vaginales, miradas directas o la imposición de un cambio de entorno, como ocurriría si la madre es trasladada a la sala de parto.  Se inhibe cuando el intelecto de la mujer en trabajo de parto es estimulado por cualquier tipo de lenguaje racional, por ejemplo si la persona atendiendo el parto dice: “Ahora, estás en dilatación completa.  Es hora de pujar”.  En otras palabras, cualquier interferencia tiende a traer a la mujer de parto de vuelta a la tierra., y tiende a transformar el reflejo de eyección del feto en una segunda etapa del trabajo de parto que involucra movimientos voluntarios.

            La creencia tan enraizada de que la presencia de una persona que atienda el parto es una necesidad básica de las mujeres en trabajo de parto y de los bebés recién nacidos es otra razón porqué el clímax del parto no puede ser comprendido.  En nuestras sociedades, los partos sin asistencia ocurren ocasionalmente y por accidente.  Esto es más común en el caso de los partos rápidos.  O la partera no llegó a tiempo o la madre no alcanzó a llegar al hospital.  Porque estos partos son fáciles, ustedes pueden pensar que podría ser una oportunidad para algunas mujeres para alcanzar un verdadero clímax .  Éste no es el caso, la mayoría de las veces, por el condicionamiento cultural de que la mujer es incapaz de parir por sí misma. Por ejemplo, si el marido/pareja está cerca, él está frecuentemente en un estado de pánico, preguntándose qué debe hacer, quién debiera “recibir al bebé” y quién cortará el cordón.

            Antes del posible cambio de paradigma, aquellos que comprenden el reflejo de eyección del feto se dan cuenta cuán inútil es el intercambiar  puntos de vista con otros en asuntos tales como bebés en podálica, posición posterior de la cabeza del bebé, distocia de hombros, parálisis braquial o desgarros perineales.  Todos los estudios científicos publicados en la literatura médica sobre las mejores maneras de “manejar” situaciones obstétricas particulares o particulares fases o etapas del trabajo de parto se llevan a cabo en ambientes donde el reflejo de eyección es ignorado e inhibido .  Cuando el proceso del parto es “manejado”, el reflejo de eyección no ocurre.

            Después de un posible cambio de paradigma, el arte de la partería debería ser el arte de crear las condiciones para el reflejo de eyección del feto.

Michel Odent

Fragmento del libro “Childbirth and the Future of Homo Sapiens”

Traducción: Macarena Mardones 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s